VENCIENDO EN TIEMPOS HOSTILES

 

Texto: Jueces 6:1-6. Debemos entender que para multiplicarnos en ambientes hostiles debemos sacar la mentalidad de esclavo, la mentalidad escapista, mentalidad de huida y crear una mentalidad de reino, de gobierno y de dominio. El problema de mucha gente hoy es que cuando hay ambientes hostiles, cuando los ambientes generan presión, tienden a tirar la toalla, a huir y a escapar. Israel por 40 años, después de salir de Egipto, lo único que hizo fue darle la espalda a sus enemigos y salir huyendo cuando habían escenarios de presión. Debemos sacar la mentalidad de esclavos, porque se puede ser libre físicamente y ser esclavo en la estructura pensante. Usted debe entender que la primera reacción de la gente con mentalidad de esclavo es que tiende a volver al mismo lugar de donde Dios los saco (Israel siempre decía:“volvámonos a Egipto”). Si vamos a multiplicarnos en ambientes hostiles para tener dominio, debemos trabajar en lo que dijo el Apóstol Pablo; en la renovación de la mente. ¿Por qué? Porque nuestro peor enemigo no es el diablo, nuestro peor enemigo es una mente no renovada, una mente no transformada. 

Debes entender que hay alguien llamado Madián que no quiere que tú te multipliques, no quiere que tú te expandas, que tengas cosecha, que tengas posesión, que tengas dominio. .- ¿Cómo opera ese espíritu de Madián? 

  • Madián trae opresión sistémica financiera. Oprimían cada vez más: la idea es que cada día tengas menos, cada día estés más estrecho, cada día te alcance menos el recurso. 
  • Madián te atrinchera, te encueva, te encierra. Jueces 6:2«Los madianitas eran tan crueles que los israelitas se fueron a vivir en las cuevas de las montañas». (NBD) 
  • Madián viene para destruir tu cosecha.Jueces 6:3-6 

Ese espíritu de las tinieblas busca que tú trabajes, te esfuerces y termines en pobreza, que no tengas nada. Trabajas, predicas, ministras, pero como Madián está, te deja sin multiplicación, te deja sin fruto. Cuando has trabajado con esmero y no tienes multiplicación, entra la frustración, desilusión, desanimo, y hasta los deseos de abandono. El espíritu de miseria roba el recurso de tu casa, el recurso para tus hijos, el recurso para tu ministerio. 

Usted debe entender que Madián opera a través de un espíritu de temor para intimidarte. Jueces 6:2«Como los madianitas oprimían cada vez más a los israelitas, éstos, por temor a los madianitas, se hicieron escondites en los cerros, en las cuevas y en lugares difíciles de alcanzar» (DHH) 

Cuando el temor entra en el corazón te paraliza, el temor te neutraliza, el temor bloquea tu mundo pensante. Cuando el temor entra en el corazón se comienza a hablar más de la crisis, del alto costo de la vida, que el recurso no alcanza. Cuando el temor inunda nuestro corazón comenzamos a escondernos. 

Jueces 6:2«Como los madianitas oprimían cada vez más a los israelitas, éstos, por temor a los madianitas, se hicieron escondites en los cerros, en las cuevas y en lugares difíciles de alcanzar» (DHH) 

  • Nos escondemos de los desafíos que Dios nos presenta para nuestra libertad. 
  • Nos escondemos detrás de las excusas, nos escondemos detrás de los argumentos y de los comentarios sin sentido. 
  • Nos escondemos detrás de las imposibilidades. Cada vez que el Señor va a provocar libertad, lo primero que hace es presentar un desafío de fe. Como Madián metió temor en el corazón, se comienza a ceder territorio, es decir, ya no se pelea, ya no se resiste en fe, sino que se comienza a aceptar la resignación como norma de vida. Se retrocede financieramente, se retrocede en el cumplimiento de la visión, se retrocede en la multiplicación, se retrocede personalmente. Un retroceso generalizado. 

Madián: significa discordia, pleito, rencilla, postergación. Madián busca que adoptemos la tendencia a postergar, unos vaciladores del reino, que vivamos fluctuantes en la fe; porque él sabe que si nos tiene fluctuantes nunca habrá multiplicación para dominio. Madián busca que seamos unos fluctuantes en la fe, para que vivamos en pobreza, encuevados, sin multiplicación, sin dominio. 

No aceptes la cueva, la estrechez, la falta de multiplicación, la falta de dominio como norma

El Señor lo que les dijo fue: «Yo no te creé para las cuevas, no te creé para la miseria, yo no te creé para que vivas estrecho, yo te creé para que te multipliques y domines por encima de los ambientes hostiles». Si yo te hubiese creado para la miseria, para lo estrecho, para que vivas dominado, no hubiera movido un dedo para liberarte». Yo soy Dios libertador, si los saqué de casa de servidumbre no es para que ustedes hoy estén en cuevas, en cavernas, sin multiplicación sin dominio». Usted no nació para las cuevas, usted nació para la multiplicación, para la posesión, para el dominar aun en ambientes hostiles. 

Jueces 6: 25- 26. derriba el altar de Baal ….. y edifica altar a Jehová tu Dios 

Dios lo que le estaba diciendo a Gedeón es: “por años Madián los encerró en cuevas, en cavernas y eso les robó el espíritu de atrevimiento; pero yo quiero Gedeón, que tú seas atrevido en la fe”. Dios lo que le estaba diciendo es: “Gedeón, aprende a hacer las cosas que parecen locura, ¡SÉ ATREVIDO! Atrévete a creer por tu multiplicación, a creer por la transformación de tu casa, a creer por tu sanidad, por tu liberación, por tu prosperidad. Dios lo que le estaba diciendo es:¡Gedeón, aprende a ser atrevido; tú haz lo que otros no están dispuestos a hacer! Dios lo que le estaba enseñando a Gedeón es que LIBERACIÓN COMIENZA CUANDO ERES ATREVIDO EN LA FE. Liberación comienza haciendo lo que otros no hacen, creyendo cuando otros no creen, sembrando cuando otros no siembran. Gente de fe se atreve a hacer cosas por encima de los temores.