Reunión Domingo 29 de Mayo 2016

¡Dos historias y un mismo Final!

S. Marcos 7:25-30 y S. Lucas 18:2-5

Tenemos en la primera historia a una mamá que tenía una hija endemoniada, esta mujer vivía a cincuenta kilómetros de donde Jesús estaba, y cuando llegó donde estaba Jesús, dice que empezó a los gritos: ¡Señor ayúdame mi hija está endemoniada! pero Jesús no le prestó atención, y la mujer se tiró a los pies y le dijo: ¡Socórreme! Señor por favor haz algo.

En la segunda historia, hay un accionar de la Fe perseverante, y lo importante es ser como esta viuda, esta viuda dijo: Es mi peor día, es mi momento más difícil, este hombre me está haciendo una injusticia, pero yo voy a insistir, voy a usar mi tiempo, voy a usar mis palabras, para lograr los sueños que están en mi corazón, tal vez tu digas: Es mi peor día, es mi peor momento, Dios se especializa en eso.

  1. Hoy determino para mi vida un cambio: Alguien se tiene que levantar en este dia y decir basta, basta a la pobreza, basta a los vicios, basta a la enfermedad, basta de violencia. Hoy comienza en mi vida algo diferente!!!
  2. Yo determino vivir en la bendición extrema del Señor: es el tiempo para determinarnos a vivir en la bendición extrema del Señor. Solo debes creerle a Dios y punto. No escuches otras voces. Basta a todo lo malo que ha venido a mi hogar y bienvenido a todas las cosas buenas que ha preparado el Señor.
  3. Hay un momento en que uno se goza de escuchar todos los milagros que Dios hace pero hay otro en el que debemos determinarnos a nos simplemente oyentes de las bendiciones de Dios, hoy pidamos ser protagonistas del próximo milagro.

2

DSC_0035 DSC_0038 DSC_0123 DSC_0195 DSC_0217byn DSC_0237 DSC_0246