Iglesia Catedral Familiar a las Naciones.

foto

Nuestra iglesia fue fundada en 1990  pero no fue sino hasta 1994 que el Rev. Daniel Tomas sería ordenado pastor en este ministerio. Ya son 20 años de mucho trabajo y esfuerzo y los logros alcanzados por la gracia de Dios son muchos. Cada día y en cada momento Él nos respaldó y su mano siempre estuvo sobre nosotros, Él permanece fiel.

Hoy contamos con 17 departamentos que funcionan en distintas áreas del ministerio y así podemos llegar a las necesidades de los niños hasta los adultos. Nuestra visión no sólo es alcanzar a quienes aún no conocen a Jesús sino también consolidar y solidificar los que hoy ya están con nosotros y así crecer hasta tener la medida de la estatura de Cristo con una mentalidad de Reino lista para gobernar y alcanzar las bendiciones sobrenaturales reservadas para cada uno de nosotros.

Como ministerio de puertas hacia afuera  contamos con nuestra emisora radial propia “FM Renacer” con una programación local e internacional y nuestro mayor interés es el de bendecir nuestra ciudad. Con una diversa cantidad de programas y amplia variedad de temas musicales completamos 24hs. en el aire.

Por otro lado, hace ya 10 años Dios nos dio la enorme bendición de tener nuestro propio canal de televisión de aire compartiendo lo que Él está haciendo en nosotros, realizando programas para ser emitidos incluso por los sistemas de cable de nuestra ciudad pero también para el resto del país.

Otro sector de nuestro ministerio trabaja directamente dedicado a tareas de evangelismo saliendo a las calles a predicar y hablar de Jesús y en los meses que el clima no acompaña el trabajo de evangelización está dedicado a ir a los hospitales, geriátricos y centros comunitarios a orar, declarar los milagros de Dios y poner en funcionamiento el poder sobrenatural de Dios que mora dentro nuestro.

Dentro de nuestro trabajo social y mas allá de los equipos de oración y evangelismo, contamos con un dedicado grupo de ayuda social, Grupo DAR, cuya misión es la recolección de ropa, comida, frazadas, juguetes, canasta de alimentos, elaboración de pan, entre otros, realizando después la distribución en los barrios mas carenciados de nuestra ciudad.

Creemos que ésto es sólo el comienzo de grandes cosas, mientras nos ponemos en las manos de Dios, Él nos usará como instrumentos para la extensión de su Reino. Amén