MENTES PRODUCTIVAS

Éxodo 33:14-15 “Y él dijo: Mi presencia irá contigo, y te daré descanso. 15Y Moisés respondió: Si tu presencia no ha de ir conmigo, no nos saques de aquí”.

1.- ¿Qué es una mente productiva? Es aquella que es efectiva en lo Dios le está pidiendo: pensar, amar y hacer. 

Pensar. Filipenses 4:8 “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad”. (Piensa en lo que traiga progreso a tu vida). 

Amar. Mateo 22:37,39 “Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente… Ama a tu prójimo como a ti mismo.” (Ama con todo a Dios para que ames bien a la gente). 

Hacer. Mateo 28:19 “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones”. (Haces el bien a otros en donde estés). 

Creo que la mente productiva, no está ligada necesariamente con cuánto dinero produce, sino con cuánto del propósito de Dios para su vida ejecutó en la tierra. 2a Corintios 5:10 dice: “Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo”. 

Productividad está ligada con vivir por el propósito eterno. 

  • ¿Quiénes eran los 12 discípulos antes de encontrase con Jesús? Gente ocupada pero no relevante
  • ¿Quién era Saúl antes de encontrase con el propósito? Un perseguidor de asnos, y el señor lo convirtió en un rey. 
  • ¿Quién era Esther antes de responder al propósito? Una reina prisionera de sus comodidades hasta que nuestro Dios la convirtió en la libertadora de Israel desde el palacio. 

La productividad no está ligada con las posiciones que escalas, sino con ejecutar lo que Dios quiere que cumplas en tus días. Filipenses 3:8 cuando dice: “Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo.” 

El problema no es escalar posiciones sociales, económicas u organizacionales, sino ¿de qué manera eso ayuda al cumplimiento del propósito de Dios en tu vida? 

David un día tendría un trono porque debía ser rey de Israel, pero el trono no le daba valor a su vida, el trono era solo utilería para cumplir su propósito. Cuando mato a Goliat no necesitaba un trono sino cinco piedras y una honda, el trono era muy pesado para lanzárselo al gigante y matarlo. ¡Hay peticiones no son necesarias para el cumplimiento de nuestro propósito! 

UNA MENTE PRODUCTIVA SE ALINEA CON LO QUE DIOS QUIERE PARA TU VIDA. Romanos 12:2 “No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.”