GENTE DE GUERRA

 

Josué 8:1 Gente de guerra es aquella que está consciente que el eterno no lo ha abandonado hasta que culmine su misión. En el libro de Job dice: “no morirás antes de tiempo”. Está prohibido salir de este mundo sin que Dios culmine lo que se propuso hacer con nosotros. Hechos 27: 20, 22-24 El sentir la perdida de toda esperanza en medio de ambientes tormentosos para muchas personas hoy lo ven como algo normal, pero también debería ser normal saber que el ángel de Dios te vendrá a confirmar que el eterno está contigo. v.24. 

Gente de guerra aprende a sostenerse en lo que no ve, para seguir moviéndose hacia su destino profético. Romanos 11:2-4 

No podemos permitir que las tinieblas nos venden nuestros ojos espirituales, la oración apostólica es: “alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cual es la esperanza a que él os ha llamado, y cuales las riquezas de la gloria en los santos”. Efesios 1:18 Gente de guerra tiene una fe incondicional. Tres jóvenes que serían arrojados al horno de fuego por Nabucodonosor por mantener firme su posición de fe, ellos le dijeron al rey: “he aquí nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiendo; y de tus manos, oh rey, nos librara. Y si no, sepas, oh rey, que no serviremos a tus dioses, ni tampoco adoraremos la estatua que has levantado”. Daniel 3:17-18. Ellos estaban conscientes de que nuestro señor tiene poder para liberarlos. Ellos estaban conscientes de que nuestro señor los libraría. 

Lo clave es decir, no negociaré mis convicciones aunque no vea con mis ojos lo que sé que Dios puede hacer. Eso no se llama resignación, eso se llama fe incondicional. 

Fe incondicional es: no estar condicionado a que ocurran ciertas cosas para dar mi mejor adoración”. (Con luz o sin luz vamos adorar , con luz o sin luz vamos hacer nuestros servicios familiares) 

Gente de guerra tiene sed por hacer pública su fe en ambientes incómodos. Marcos 16:18 ¿Por qué quisiera tomar una serpiente en mi mano si sé que me va a picar? ¿Por qué voy a beber cosas venenosas si sé que me matarán? El mensaje que nos está dando el maestro es: mi poder en ti se hará notable no solo cuando eches fuera demonios u ores por los enfermos, sino también en ambientes incómodos. Orar por un enfermo o alguien con problemas espirituales y no pase nada pone en riesgo tu reputación, pero tomar serpientes y beber cosas mortíferas no pone en riesgo tu reputación pone en riesgo tu vida. 

Gente de guerra es determinada en el conflicto. Significa “capaz de actuar con actitud decidida”. 

  • Determinado fue Daniel cuando siguió orando abriendo sus ventanas estando consciente que el precio de su clamor era su vida. 
  • Determinado fue Cristo que siguió predicando estando en la cruz. 
  • Determinada fue la iglesia primitiva que siguió predicando aun cuando tenía amenazas de muerte. 

La oración apostólica en medio de las amenazas es: “señor mira sus amenazas, y concede a tus siervos que con todo coraje hablen tu palabra, mientras extiendes tu mano para que se hagan sanidades y prodigios mediante el nombre de tu santo hijo Jesús”. Hechos 4:29-31. 

Gente de guerra tiene una sola obsesión, amar a Jesús. Mateo 22:37-39 “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. 38Este es el primero y grande mandamiento. 39Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. Nuestra plena libertad está en vivir para honrarlo a él. 

  • Amar con todo nuestro corazón es entregar nuestros planes y proyectos en sus manos, es decidirnos a no movernos por corazonadas sino por la guía del Espíritu Santo. 
  • Amar con nuestra alma es poner nuestras emociones al servicio de la vida del Espíritu, para desarrollar inteligencia emocional. 
  • Amar con nuestra mente es educar el terreno de nuestros pensamientos para que creen, construyan y produzcan, teniendo como obsesión honrar a Jesús. Amen