FE Y ESPÍRITU TE AYUDAN A LLEGAR AL CUMPLIMIENTO

 Texto del día: Hebreos 11:6, 11-12 “Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan… por la fe también la misma Sara, siendo estéril recibió fuerza para concebir; y dio a luz aun fuera del tiempo de la edad, porque creyó que era fiel quien lo había prometido. Por lo cual también, de uno, y de ese ya casi muerto, salieron como las estrellas del cielo en multitud, y como la arena innumerable que está a la orilla del mar.”

 

Visión del día: Estamos puestos para atravesar las tormentas y llegar al cumplimiento de las promesas…. ; la forma de vencer el mal es con crecimiento espiritual y numérico, pero debemos recordar que esto será posible con visión, fe y trabajo espiritual. Ser de fe es ser legal, lo contrario, no ejercer fe, es ilegal; la fe es un título legal y debemos regirnos por lo que dice el título legal, no por opiniones humanas, por eso la religión y la filosofía son ilegales frente a la vida de fe.

Si tenemos visión, fe y declaración profética, entonces daremos a luz aún fuera del tiempo:

1.- Cuando se cree una palabra de parte de Dios, que hable de progreso, salvación, crecimiento, restauración etc. todo es posible: Sara sentenció todas las excusas de la gente que no quieren dar a luz los sueños de Dios, estaba fuera del tiempo, era estéril, pero entró en una nueva dimensión espiritual de fe, ¡ella creyó que sería madre por una palabra dada!, y cuando esto sucede se produce lo imposible, ¡te ríes ante la imposibilidad¡ (Génesis 18:12), ella ardía por dentro por causa de la palabra de crecimiento; cuando se está así, no hay espacio para opinar, ni filosofar, sino que se está plenamente determinado, ¡todo puede suceder!

2.- Sara lo vio: Isaac llegó cuando ella lo vio; el cumplimiento tendrá mejor cumplimiento cuando se vea y se esté metido en eso. Sara enganchó su imaginación con la palabra, con lo que Dios estaba diciendo, dejó de verse estéril, y empezó a verse como madre de multitudes….Por eso deja de verte como las circunstancias lo dicen… como la gente lo dice…. Comienza a verte como las promesas de Dios te dicen…

3.- Sara y Abraham como un equipo de fe comenzaron a confesar la palabra: la fe siempre responde a la gente que confiesa la revelación para sus días; la palabra fue dicha por Dios, lo que se espera es que hablemos lo que está por suceder, debemos llamarlo, lo que Dios habló ya salió, pero mientras llega tenemos que educar nuestros oídos, a educar nuestra mente y movernos en fe y con visión.

4.- Abraham y Sara se unieron en una visión corporativa: Isaac vino cuando Abraham y Sara estaban unidos en función del cumplimiento del propósito de Dios, más allá de sus necesidades individuales, ellos creyeron en una visión de reino, de cuerpo, de Linaje (Hebreos 11:11-12), ellos vieron la nación. La fe huye de gente que pide solo para sí, para consolar su tristeza o depresión, debemos expandirnos en nuestros anhelos y deseos y ver y desear lo que Dios ve y desea. Dentro de cada uno de nosotros hay un gran potencial, hay mas de lo que crees y esperas , hay un milagro, hay una generación, está todo el poder de la vida de resurrección, hay una vida fructífera, hay un “Isaac”. Isaac siempre estuvo con Sara. ¡Tú Isaac está dentro de ti!, visualízalo, créelo, y llámalo.

 

Declaración de fe: Soy un hijo fructífero, dentro de mi está la semilla que pronto se manifestará, me rio, me gozo por lo que viene; veo mi familia, amigos, creo que viene un tiempo de alumbramiento, estoy listo y preparado para dar a luz, siento los movimientos en mi interior de que algo grande se manifestará, pronto se podrá ver; lo llamo expansión, multiplicación, nación, multitudes; las señales me indican que estoy en mi tiempo, será inevitable. ¡Está naciendo la generación de los vencedores!

 

Acción del día: Ore y decrete proféticamente salvación, vida, milagros, recursos, llame lo que no es como si fuera…. Véalo sobre Ud. Su familia y cada persona de su alrededor; visualice las respuestas, la ayuda del cielo, visualícelos salvos, transformados, tocados por el Señor….., siendo compungidos por la presencia del Señor; véalos como un milagro, entregados y transformados por el poder de Dios. Amén