EN ESTE TIEMPO

Tiempo de romper yugos

Todo aquello que te ha esclavizado a una vida de infructuosidad, a una vida de mucho trabajo sin resultados, todo lo que te ha mantenido estancado por las pesadas cargas que han agobiado tu corazón, todo eso declara que se rompen los yugos, los yugos que te han mantenido inmóvil, triste y angustiado. Y no solo tus yugos sino que también para quebrar los yugos de los que te rodean, porque has sido llamado a libertad no a esclavitud. 

“Acontecerá en aquel tiempo que su carga será quitada de tu hombro, y su yugo de tu cerviz, y el yugo se pudrirá a causa de la unción.” Isaías 10:27 

Tiempo de clamores Clama al Señor, levanta tu voz porque hay cielos abiertos al clamor de los justos, para responder sus peticiones, aún aquellas que son imposibles. El Señor hará cosas sobrenatura- les, sanará a los desahuciados, proveerá a los que no tienen nada, a os que no tienen ninguna posibilidad natural, restaurará a los que tienen el corazón quebrado, traerá de lejos a los perdidos y extraviados, volverá el corazón de los padres a los hijos y el de los hijos al de los padres. Levanta tu voz, porque el cielo está esperando por tu clamor, hay ángeles que tienen al orden de estar atentos a tus peticiones y que se apresuren a responderte, a llevarte la provisión que necesitas, a remover los obstáculos, a luchar contra tus enemigos y vencerlos, por su nombre es el Señor Sabaot, Dios de los ejércitos. 

Jehová de los ejércitos está con nosotros ; Nuestro refugio es el Dios de Jacob..Salmo 46:7 

Tiempo de alzar la bandera Es tiempo de levantar la bandera de la salvación, la bandera que hace saber a todos que el Señor te he librado de todos los enemigos que te estaban acosando, es tiempo de declarar que en tu campamento hay salvación, hay respuestas, hay gritos de alegría porque el que te atacaba fue destruido, fue lanzado fuera de tu territorio. Porque muchas son las aflicciones del justo, mas de todas ellas lo librará Jehová, así que levanta la bandera de la salvación, levántala y celebra en el nombre del Señor. 

“Me llevó a la casa del banquete, Y su bandera sobre mí fue amor.” Cantares 2:4 

Tiempo de gritar la Victoria El tiempo de la Victoria sobre tus enemigos es ahora, así que es tiempo de gritarla, de proclamar porque el que te acosaba, el que te atacaba y robaba tu fruto ha sido quitado, ha tenido que huir, ha tenido que soltar tu tierra y ha tenido que entregar lo que te había quitado, todo lo que a través de su engaño y astucia te robó. Es tiempo de levantar tu voz de gratitud a tu Señor, pero también es tiempo de gritar en celebración, levanta canciones de júbilo, levanta canciones de alegría, levanta un fuerte grito que suene por toda la tierra, declarando que el Señor tu Dios te dio la victoria. 

“Cantos de júbilo y victoria se elevan en las casas de los justos. El brazo poderoso del SEÑOR ha hecho cosas maravillosas. El brazo poderoso del SEÑOR se levanta triunfante. El brazo poderoso del SEÑOR ha hecho cosas maravillosas. No moriré sino viviré para narrar todos sus hechos.” Salmos 118:15-17 (NBD ) 

Tiempo de manifestaciones angelicales Prepárate para experimentar visitaciones de ángeles que han sido asignados para ayudarte en la tarea que tienes. Ellos te ayudarán en el trabajo de expansión del reino, ellos pelearán en las esferas celestiales mientras tu avanzas en la tierra y te enfrentas a la tarea de cumplir con tu llamado. Este es un tiempo de avanzar en la conquista, es un tiempo de guerra, pero para eso los ángeles te ayudarán. Verás muchas señales en los cielos, ellos llevan sus trompetas y sus espadas listas para actuar a favor tuyo. No temas avanzar firmemente rodeando las ciudades amuralladas, o enfrentando en el campo de batalla a todo enemigo, pues es tiempo de conquista y de liberar a los cautivos que desde la eternidad fueros destinados para ser salvos. Mas son los que están contigo que los que vienen en contra. 

“Ciertamente de los ángeles dice: El que hace a sus ángeles espíritus, Y a sus ministros llama de fuego.” Hebreos 1:7 

DECRETOS 

Decretamos que se inicia un tiempo de libertad, un ciclo de vida, un tiempo de liberación para nuestra ciudad, para nuestra gente…decretamos un inicio profético hacia nuestro destino… será un tiempo en el que muchos oirán la voz del Padre de las luces que les dice ha comenzado el tiempo de su liberación… del espíritu de este mundo ya no los mantendrá mas en esclavitud. 

Decretamos un tiempo de conversiones en toda nuestra tierra, en lugar de que abunden las muertes abundaran miles de personas naciendo de nuevo. Le serán arrebatadas miles de personas al infierno en el nombre de Jesús. 

Decretamos sobre cada niño que nacerá en este tiempo el Espíritu de vida. Están por nacer los Samuel, los Jeremías, los José y los Daniel. Sera una generación radical e indetenible para el Reino. 

Decretamos un tiempo de señales y prodigios a través de la Iglesia para demostrar el poder del Reino. Muchos serán salvos a causa del poder sanador de Dios. 

Decretamos el rugido del León de la tribu de Judá en la boca de los adoradores. Serán usados para cerrar las puertas del infierno en las ciudades. A causa de la adoración será desatada unción que pudrirá los yugos. 

Decretamos frustrados planes y estrategias del mal en nuestra ciudad. En cambio decretamos y anunciamos que el amor de Dios que hecha fuera todo temor correrá como un rio por nuestras calles y casas. 

Decretamos un tiempo de reconciliación, tiempo de restauración, tiempo de paz. Amén