EL PODER DE LA RESURRECCIÓN TE VUELVE DETERMINANTE

 

Hechos 4:32-5:10 Introducción: Hoy estamos viviendo en tiempos que nos exigen ser gente de convicciones profundas. Elías proclamó: ¿hasta cuándo claudicareis entre dos pensamientos? Si el Señor es Dios, servidle; y si Baal es dios, pues id traes él. Son tiempos donde se conoce de qué estamos hechos por dentro. Jesús, lo primero que hizo en su misión fue revelar que él era el Cristo; él reveló de qué estaba hecho por dentro. Juan 4: 18-19. Son tiempos donde asumir la posición del indiferente, es decir, del desertor de una responsabilidad, te sale muy caro. Jonás 1: 3-16. Estamos obligados a tomar la posición que tenemos como hijos de Dios; a ser verdaderamente determinantes en los lugares que Dios nos ha colocado. 

Tu confesión de salvación no se basa solo en creer que Jesús murió en la cruz, sino en que resucitó de los muertos. Romanos 10: 8-9. La resurrección de Cristo anuncia que él venció a la muerte. Romanos 6: 8-14. La resurrección es la garantía de que el trabajo fue completo, por tanto usted está destinado para ver lo grande, por eso estamos llamados a ser determinantes. Colosenses 2: 12-15; Hebreos 8:1; 1a Pedro 2:9-10. 

LA IGLESIA DEL PRIMER SIGLO SABÍA QUE LA RESURRECCIÓN LOS INTRODUCÍA A LA GRAN COMISIÓN. Mateo 28: 18-20; Hechos 4:33. Por esta razón ellos tenían claro el cuadro histórico; estaban claros en su visión profética para saber orar y proclamar el gobierno de Dios sobre la tierra. Hechos 4: 28-31. Ellos sabían que por la resurrección estaban destinados para gobernar en las naciones, y que no podían permitir que la intimidación frenara su profesión, que era confesar al Cristo resucitado. Hebreos 3:1. Por esta razón Pablo escribe las cartas con un alto sentido de pertenencia y posesión de una más alta clase de vida. Gálatas 5:1, 13; Hebreos 2:1; Colosenses 3:1; Efesios 4:1-7; 1a Tesalonicenses 3: 7-8. Ellos se movían en el poder de la resurrección, por esto tenían persecuciones, pero no se dejaban intimidar por que estaban quemados por dentro. Filipenses 4: 12-13; 2a Timoteo 1:6. Ellos sabían que eran un pueblo escogido, apartados para lo mejor. Por esto Pablo a las circunstancias las llamaba: “tribulaciones momentáneas, que lo que manifestarían era un mayor peso de gloria”. A estos cristianos la Biblia los identifica como de la abundante gracia. 

La versión “Dios Habla Hoy” traduce abundante gracia como “compañerismo cálido”; la versión internacional la identifica como “gracia derramada abundantemente”. La Biblia de estudio MacArthur, hace el siguiente comentario: “La fidelidad que había entre ellos era impactante para el mundo que los rodeaba. Así que tenían favor para con la gente”. 

Cuando tú asumes el evangelio de la resurrección, tú recuperas el valor de tu prójimo, recuperas el alto valor de la gente. 

Ahora la abundante gracia tiene otra definición, que es, favor de Dios para manifestar su bendición. Esto quiere decir que cuando te vuelves gente compasiva para amar a las multitudes, te conviertes en un terreno fértil para que Dios te envíe su provisión abundante. Jesús multiplicó los dos peces y los cinco panes, porque consiguió un niño con un corazón fértil, dispuesto a darlo todo, como para revelarles su abundante gracia. 

Este Evangelio de Reino, nos exige romper con nuestras barreras mentales y romper con nuestras excusas personales. El evangelio de la resurrección no te exige algo, ¡te exige todo! (Pero también te lo da todo). 

EL EVANGELIO DE LA RESURRECCIÓN REVELA A LOS BERNABE Hechos 4: 36 

  • Personas tipo Bernabé; personas del sacrifico completo; personas de gran consuelo 
  • Bernabé no quería dar algo, él quería dar lo mejor y darlo todo. 
  • Bernabé se formó en Chipre, en una sociedad multicultural; él entendía que este evangelio era para llenar toda la tierra. 
  • Él conocía las carencias de las diferentes culturas, y sabía que la cultura del reino era lo único que traería verdadera libertad. 

CONCLUSIÓN: En esta nueva dimensión es tan fuerte la manera en que nos moveremos, que los que no estén dispuestos a darlo todo, no entran en nuestras filas de liderazgo de alto rango. (v.13). En esta nueva dimensión los que creen aumentan, los que dudan no tienen protagonismo. (v.14). Hay un gran río del Espíritu que se manifestará cada vez con mayor potencia en sanidades y milagros; la palabra dice: “y todos se sanaban” (v.15). En esta dimensión tendremos confrontaciones, pero también se verá el movimiento angelical como no lo hemos experimentado hasta ahora (Vss. 18-20). En esta dimensión no cesaremos de enseñar en las casas y de predicar de Jesucristo (v.42); No cesaban significa: “todos los días”; hemos entrado en una dimensión de dinamismo que no teníamos antes, se llama: “todo los días”. Es tan fuerte la convicción que se genera en esta dimensión, que va más allá de tu habilidad, va más allá de tus fuerzas naturales, es el río de la dimensión en la cual decidiste sumergirte; es una fuerza de adentro que no te permite estar estático, ni tener el mismo dinamismo y entusiasmo que antes; y lo más sorprendente es que no solo lo asumes, sino que te gusta, te gusta hacerlo “todo los días”. Amen.-