CONSOLIDADO

Texto del día: Mt.18:10-14 “Mirad que no menospreciéis a uno de estos pequeños; porque os digo que sus ángeles en los cielos ven siempre el rostro de mi Padre que está en los cielos. Porque el Hijo del Hombre ha venido a salvar lo que se había perdido. ¿Qué os parece? Si un hombre tiene cien ovejas y se descarría una de ellas, ¿no deja las noventa y nueve y va por los montes a buscar la que se había descarriado? Y si acontece que la encuentra, de cierto os digo que se regocija más por aquella, que por las noventa y nueve que no se descarriaron. Así, no es la voluntad de vuestro Padre que está en los cielos, que se pierda uno de estos pequeños. Lc.15:5-7 “Y cuando la encuentra la pone en sus hombros gozoso; y al llegar a casa, reúne a sus amigos y vecinos, diciéndoles: Gozaos conmigo porque he encontrado mi oveja que se había perdido. Os digo así habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan arrepentimiento.” 

Visión del día: La palabra consolidar significa dar firmeza, solidez, afianzar, fortalecer, sostener. El cielo y la tierra están de acuerdo que la voluntad de Dios es que no se pierda ninguno de los que Él nos ha entregado, y si somos llamados a esta labor debemos recordar lo siguiente: “solo la oración nos dará el éxito deseado”, debemos darle el lugar correcto en nuestras vidas, ella está ante todo (1aTim.2:1), la oración es la iniciadora de los grandes moveres divinos (Hch.2:13), la oración disipa toda oscuridad (Jn.1:5), es el lugar donde pocos van y donde las respuestas están (Mr.1:35), si estamos orando las respuestas estarán viniendo (Mr.1:36-37) porque la oración traerá las respuestas para hacer tu misión efectiva, “si estamos orando algo grande estará sucediendo”. Como nos hemos trazado el objetivo claro y definido de no RETROCEDER, debemos aprender consolidación: 

1) Dios tiene un alto valor de las personas a la hora de consolidar, nuestro éxito estará medido por cuánto valoricemos a la gente, a Dios le costó la sangre y la vida de su Hijo Jesucristo, no podemos menospreciar lo que Dios amó tanto. 

2) Dios es meticuloso a la hora de consolidar, Dios tiene cuidado de su tierra, de sus hijos, de su grey por eso 1aP.5:2 dice “Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancias deshonestas, sino con ánimo pronto” Dios cuida detalles, a la hora de consolidar cada aspecto cuenta; Pablo expresó que él era “un perito arquitecto” (1aCor.3:10), perito es pericia, pericia tiene que ver con la habilidad que se logra con la práctica; la visión de consolidación nos llevará a ser especialistas, por eso no deleguemos nuestra tarea, estemos atentos, despiertos, ¡cuidemos cada detalle!. 

3) Dios mueve todo su arsenal, “el cielo”, a favor del perdido; a cada persona Dios le asigna ángeles para hacerles seguimiento y consolidación (Heb.1:14); y un ángel es veloz, es mensajero, pelea por entregar el mensaje (Dn.10:13); debemos desarrollar una habilidad única de apacentar, cuidar y supervisar todo lo que recibimos de Dios. 

4) Dios no pierde de vista su objetivo: Mt15:24 “…No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel”, la palabra perder tiene que ver con algo que estaba terminado, en cesación, y en griego significa “peliagudo, intrincado, endiablado”, es decir que su objetivo no es tarea fácil, por eso debemos especializarnos en consolidar. 

5) Debemos tener un fuerte pensamiento de éxito y cero pérdida; nuestro éxito está en relación directa con nuestra misión, si ganamos personas, si predicamos y consolidamos, estaremos cumpliendo la tarea asignada, y para esto debemos poner todo lo que tenemos en juego para lograrlo. Cuando consolidamos recibimos la gran recompensa divina, se cumplirá la palabra en Is.60:22 “El pequeño vendrá a ser mil; el menor, un pueblo fuerte. Yo Jehová, a su tiempo haré que esto sea cumplido pronto.” Y el gozo indescriptible que se recibe a la hora de consolidar Fil.1:4 (Bad) “Cuando oro por ustedes el corazón se me llena de gozo”. 

Declaración de fe: 

“Me especializaré en consolidar porque hay un gozo único y especial al hacerlo, cuidaré cada detalle, seré minucioso, cuidadoso, no me retrasaré sino que tendré toda la diligencia necesaria para consolidar, no consideraré la pérdida como parte de mi misión, aunque es un objetivo difícil, tengo al Dios de lo imposible y he aprendido a estar atento y en alerta, todos mis recursos naturales y todos los espirituales los pondré a disposición de esta labor, porque una vida vale más que todo el dinero del mundo, consolido como un ángel, veloz, con prontitud y con la seguridad de que no fallaré” 

Acción del día: 1.- Recuerde que estamos en una semana de oración y rompimiento… decrete que hay una agenda divina para todos aquellos que hemos conectado… y esa agenda divina prevalecerá por sobre toda agenda natural y toda agenda del enemigo… persevere en la palabra porque al final juntos celebraremos una gran victoria… Amen.