CON EL CORAZÓN EN LA MESA 

 

En 1 Samuel 16:6- 9, hay tres tipos de persona, “Eliab” significa dios de su padre, este es el tipo de personas que asisten a la iglesia por costumbre, por tradiciones religiosas, pero no vienen por amor, o compromiso en lo que hacen. “Abinadab” significa padre generoso, estos son el tipo de gente recta, que los ves y dices: “este es el hombre, es perfecto en todo, este es que se merece todo lo que Dios esta dando”, son gente generosa, el problema es que su generosidad es por temor, no por compromiso y pasión por Dios. “Sama” significa ruina, es turbación, horror, son las personas que viven juzgando a Dios por todo lo que les pasa, son personas turbadas, problemáticas, no se comprometen porque su problema es más fuerte que lo que Dios quiere hacer en ellos, son circunstanciales, son los inconstantes, porque viven con terror, con miedo hacia la vida, porque no se sujetan a lo que Dios está diciendo. 

En el versículo 10, Isaí le presenta los siete hijos a Samuel, pero no eran ellos, entonces buscaron al octavo hijo, ¿sabe lo que significa “ocho”?, significa nuevo comienzo, nueva creación. David era el nuevo comienzo, la nueva creación. Saúl corría asnos, David apacentaba ovejas. Usted puede estar corriendo en sus necesidades, o estar trabajando en lo que Dios le ha dado. David era el adorador, el amoroso, David significa símbolo de amor, el amigo; Él (Señor) dijo: “Búsquenme a David, búsquenme a mi amado y nos sentaremos en la mesa, Búsquenme a mi símbolo de amor, a mi amigo, nadie se sienta en la mesa, hasta que mi amor llegue. Aquí en esta mesa se sentó una vez un hombre, pero no lo entendió, ahora no se sienta nadie hasta que no venga mi nueva creación, yo estoy esperando mi símbolo de amor”. Sabe ¿quién es su símbolo de amor? La Iglesia, la iglesia es la voz de Dios en la tierra, Dios esta diciendo hoy, “tengo una mesa para ti, y te estoy añorando, estoy esperando a mi amigo, a mi Iglesia”. 

Dios busca en quien depositar su amor, para convertirlo en el amor. David es la representación de lo que Él no consiguió en el pueblo, David es el pueblo amado, amoroso que busca a Dios. Lo que quiero decir es, que Dios busca un adorador, el Espíritu Santo busca un adorador, pero que no solamente se siente en la mesa, sino un adorador con el corazón en la mesa. Dios no busca adoradores que se sienten y coman de sus necesidades. 

En la Biblia se menciona a tres “Marías”, María la madre de Jesús, que parió vida, adoración. María la hermana de Lázaro, se sentó en la mesa. Y María Magdalena, que es la confirmación de lo que hablo, que se postró a los pies de Jesús, con el perfume, con el corazón en sus pies, con el corazón en la mesa. 

Van a existir dos tipos de personas, los adoradores que tengan el corazón en la mesa, que son los que Dios va a levantar, ellos van a venir con el corazón postrado ante Dios; y los que van a llegar a codazos, ellos van a caer porque su actitud no es la correcta. 

Nunca disfrutarás de la mesa de Dios hasta que tu corazón no este en la mesa. Corazón en la mesa es belleza en la vida, la belleza del Espíritu resplandecerá en ti, vas a conseguir fe cuando vivas en el Espíritu Santo; corazón en la mesa trae unción, unción es frotar, Dios frotará a través de ti en el corazón de la gente, cuando Dios frota en ti, te coloca sobre las circunstancia. 

El Espíritu Santo hace fiesta cuando hay un corazón perfecto, tu adoración con corazón en la mesa sana al enfermo de espíritu, 1 Samuel 16:23, David tocaba el arpa y sanaba a Saúl. 

Cuando empieces a caminar con el corazón en la mesa no solamente tendrás propósito sino que sanarás a la gente que te rodea, tu vida los va sanar, el Espíritu en ti sanará aquellas personas que están parados cerca de la mesa, pero que no la han disfrutado todavía, tu llevarás su corazón al lugar correcto. 

Cuando tienes esa actitud, versículo 18-20, tu vida es sustancia de gozo y de justicia, dejarás de ser sanado, empezarás a ser ungido, porque serás un hombre de guerra. 

David era un hombre de guerra, en 1 Samuel 17:51, cuando David mata a Goliat, eso se produce en Gol Goliat, ahí fue donde se enterró el cadáver de Goliat. El cadáver de Goliat es el símbolo de Satanás, porque él quería retar al pueblo de Israel, a su iglesia; al pasar el tiempo la traducción de Gol Goliat pasó a ser Gólgota, en esté lugar fue en donde Cristo murió en la cruz, Cristo murió sobre el cadáver de Satanás. Lo que quiero decir, es que Cristo proclamó que tu, como Cuerpo, ya eres cabeza del sistema, por eso serás un guerrero, porque vivirás en la cruz, viendo que Dios en Gólgota, te dio la bendición de que camines sobre las circunstancias. 

¡Tu eres la cabeza del sistema, tu eres la voz de la sociedad, tu traerás vida!. Serás guerrero pero con el corazón el mesa. Amen !!