ATRAVESANDO TU JORDAN 

Texto: 2o Reyes 6:1-7 Los días que vivimos nos son fáciles y si no vives por el espíritu y la palabra, no prevalecerás. Por eso es vital Hebreos 2:1, porque corremos el riesgo de escuchar tanto una verdad, que podemos terminar tomándola como algo mas. 

Usted y yo creemos en un Dios que obra en lo imposible, que puede abrir toda puerta que está cerrada. Creer en el Dios de lo imposible, pero no determinarte a que el Espíritu Santo guíe tu vida, no te garantiza que no seas presa de la estrechez. 

Los hijos de los profetas se encontraban en un tiempo difícil llamado estrechez. (v.1) 

  • La estrechez se hace presente cuando usted trabaja, se esfuerza, pero no avanza. 
  • Estrechez, sensación de ahogo, reducido, limitado. 
  • Cualquiera puede vivir un tiempo de estrechez….Familiar, económica o nacional. 

Lo que no podemos permitirnos es que la estrechez se nos convierta en frustración. Cuando habitas en estrechez más del tiempo oportuno terminas atrapado por la frustración. Isaías 54:1-3 (leer). Tú no fuiste llamado a vivir estrecho. 

  • La estrechez se hace fuerte en ti cuando te domina la frustración. 
  • La frustración hay que atacarla porque le abre la puerta a la ansiedad que lleva al desánimo. 
  • Donde reina el desánimo no hay oportunidad. 
  • Donde reina el desánimo no hay esperanza. 
  • El desánimo te hace sentir desganado, angustiado, irritado. 
  • La frustración le abre la puerta a la ansiedad, la ansiedad se transforma con el tiempo en desanimo. 
  • Cuando la frustración te domina dejas de avanzar 
  • Por eso otro de los enemigos de nuestro avance se llama frustración. 

PARA QUEBRANTAR LA FRUSTRACIÓN Y SEGUIR AVANZANDO DEBEMOS IR AL JORDÁN. Nuestro señor no hizo público su ministerio sin primero pasar por el Jordán. Lucas 3:21-22 “Aconteció que cuando todo el pueblo se bautizaba, también Jesús fue bautizado; y orando, el cielo se abrió, 22y descendió el Espíritu Santo sobre él en forma corporal, como paloma, y vino una voz del cielo que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia.” 

  • En el Jordán los cielos se abren. 
  • En el Jordán el eterno te habla. 
  • En el Jordán el Espíritu Santo desciende. 
  • En el Jordán se revela tu identidad. 

Jordán es tu lugar de bautismo divino. Josué 3:1 “Muy de mañana, Josué y todos los israelitas partieron de Sitín y se dirigieron hacia el río Jordán; pero antes de cruzarlo, acamparon a sus orillas.” Cuando la frustración me busca mantener en la estrechez, no debo buscar un contacto, no debo buscar un boleto de avión, debo buscar mi Jordán. 

Así como Josué, debo hacer campamento en el Jordán. ¿Cuántos días estuvo Josué en el Jordán? Josué 1:11 “Vayan por todo el campamento y díganle al pueblo que prepare provisiones, porque dentro de tres días cruzará el río Jordán  para tomar posesión del territorio que Dios el SEÑOR le da como herencia.” 

  • Tres días es una figura profética: Tres días habla de marcarle distancia a la esclavitud. Génesis 30:36 dice: “Después de eso, puso una distancia de tres días de viaje entre él y Jacob. Mientras tanto, Jacob seguía cuidando las otras ovejas de Labán.” 
  • Cuando estás en el Jordán, la esclavitud no se acercará a tus linderos. Tres días hablan de sacrificio de honra en lugar desierto. Éxodo 3:18 “Los ancianos de Israel te harán caso. Entonces ellos y tú se presentarán ante el rey de Egipto y le dirán: “El SEÑOR, Dios de los hebreos, ha venido a nuestro encuentro. Déjanos hacer un viaje de tres días al desierto, para ofrecerle sacrificios al SEÑOR nuestro Dios”. 
  • Tres días hablan de moverse con la presencia. Números 10:33 “Los israelitas partieron de la montaña del SEÑOR y anduvieron por espacio de tres días, durante los cuales el arca del pacto del SEÑOR marchaba al frente de ellos para buscarles un lugar donde acampar.” 
  • Tres días hablan de tiempo de resurrección. Hebreos 10:40 “pero Dios lo resucitó al tercer día y dispuso que se apareciera, no a todo el pueblo, sino a nosotros, testigos previamente escogidos por Dios, que comimos y bebimos con él después de su resurrección” 
  • No sales del desierto de la frustración si primero no pasas por tu Jordán. 
  • No busques prosperar sin primero atravesar tu Jordán, porque el Jordán es el puente hacia tu posesión. 
  • Si no atraviesas tu Jordán tendrás trabajo pero en el desierto, así que para lo único que servirá tu vida es para acumular arena. 
  • Pero si atraviesas tu Jordán tendrás trabajo en tu posesión. 
  • Si no eres bautizado en el Jordán te quedas en el desierto de tu frustración, pero si eres bautizado en tu Jordán eres promocionado hacia tu posesión. 

Hay un Jordán que te espera y que marcará el tiempo de tu vida en incógnita de tu ministerio incógnito… Ay un Jordán que está para sacarte a tu posesión. Deuteronomio 11:31 “Ustedes están a punto de cruzar el Jordán y entrar a tomar posesión de la tierra que les da el SEÑOR su Dios.” 

¡Señor haz de este día mi Jordán! ¡Bautízame en tus aguas! hoy en este día , Dios hará que el filo de tu unción vuelva a surgir. El llamado en el Jordán es tomar lo que te fue dado por gracia. Recupera el filo de tu unción. Amen